Opciones para que sea placentera tu estadía en Buenos Aires



La capital porteña no deja de recibir turistas de todos los puntos cardinales y de cada continente, señal de que la infraestructura turística y los atractivos por descubrir se han consolidado como irresistibles. Como en todo destino que visites, siempre está bien saber qué no hay que hacer cuando visites Buenos Aires.
1. No visitar San Telmo en días de semana (si queremos verlo en su esplendor). Si bien este barrio porteño es encantador cualquier día que se visite, lo ideal es ir sábado o domingo para encontrarlo en su punto de actividad máxima. Es que esos son los días que alrededor de la Plaza Dorrego se instala la feria de antigüedades y sobre la calle Defensa se extienden, infinitos, los puestos de artesanías y diseño donde comprar los recuerdos más originales. Además hay shows de músicos callejeros , artistas, tango….
2. No visitar shoppings (si tenemos pocos días en la ciudad). En Buenos Aires abundan  y es tanto lo que hay por conocer que mejor no malgastar el tiempo en lugares cerrados como éstos. Lo mejor que puedes hacer es cambiarlos por los centros comerciales a cielo abierto en avenidas como Santa Fe o la peatonal Florida, donde encontrarás todo lo que busques. Y si aún deseas conocer un shopping, lo mejor que puedes hacer es tomar alguno por muestra y sólo ir al Abasto y Galerías Pacífico, que se instalaron en edificios históricos de gran valor arquitectónico. El primero, en el monumental edificio que fuera el Mercado de Abasto y que ocupa toda una manzana. El segundo, en una exquisita galería con frescos en sus techos y una construcción de estilo francés único.
3. No visitar los espectáculos de tango for export. Si lo que deseas es conocer el tango tradicional, el que se bailaba en tiempos de Gardel, lo mejor que puedes hacer es visitar una auténtica milonga y bares de tango tradicionales.
4. No cambiar dinero en la vía pública. Encontrarás paseando por el centro porteño muchas personas ofreciendo “exchange”, a los que se conoce como arbolitos. Lo mejor que puedes hacer es no cambiar divisas con ellos y hacerlo en entidades bancarias, por más seguridad.
5. No esperar que los coches frenen al cruzar la calle sin luz que autorice el paso peatonal. Si vienes de otras ciudades en que acostumbras poner un pie fuera de la vereda y que los coches frenen para darte el paso –aunque cruces a mitad de calle o la luz no te autorice-, recuerda que en Buenos Aires esto no sucede. El tránsito suele ser caótico y la conducta de los automovilistas, despótica, por lo cual respeta los lugares para cruzar la calle y siempre presta mucha atención a los coches y los semáforos.
6. No descuidar los efectos personales. Lo primero que puede sorprender de Buenos Aireses lo populosa que es. Por esta magnitud de gente que cada día transita la ciudad, es recomendable que no te distraigas si te sientas en una plaza y dejas tu bolso, mochila, en el suelo. O si te sientas en un bar no dejarlas descuidadas en las sillas y al caminar llevarla de forma segura entre sus brazos. En los subtes (metros) tomar precauciones con las carteras y billeteras. Esto sólo se debe a que en los tumultos siempre puede haber un arrebatador esperando un descuido  y con sólo estar atento, te ahorrarás un inconveniente.
7. No tomar cualquier taxi. No subas al primer taxi que veas en la calle, primero hay que asegurarse de que sea “radio taxi” para más seguridad.
8. No sorprenderse de que los hombres se saluden con un beso en la mejilla. Los argentinos en general son muy afectuosos, que no les llame la atención ver a dos hombres saludándose con un beso en la mejilla derecha o abrazándose.
9. No dejar de ir a algún bar porteño. Una costumbre porteña por excelencia es parar en alguno de los muchos bares, en la hora del día que más guste, a tomarse un un café. Puede hacerse solo o con compañía, lo cierto es que no puedes dejar de ser parte de esta tradición si pasas por Buenos Aires. Puedes elegir los bares más modernos o alguno de los llamados “notables”, que conservan la fisonomía de hace 50 años o más.
10. No tocar temas polémicos en una charla con argentinos. Si no estás dispuesto a entrar en un debate acalorado, no saques temas espinosos en una conversación con argentinos. Temas como fútbol, política y religión pueden agitar las pasiones más enfervorizadas de los porteños, y no te será fácil apaciguar los ánimos una vez que se haya iniciado la conversación.



Los invitamos a que se sumen a nuestras redes sociales:

Facebook: Planea tu viaje!

Twitter: planeatuviaje 

Google Plus: +PlaneatuviajeNetArg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s